FANDOM


La Orden de la Guadaña Ónice (más coloquialmente conocida como La Guadaña) es una congregación de nigromantes-guerreros bajo el mando directo de Sellvorac Tyl'Neiren. Compuestos únicamente por regresados deseosos de servir en su nueva no-vida. La función de los Caballeros de la Guadaña es simple, proteger la Escuela de Nigromancia de aquellos que están dispuestos a erradicarla mediante la violencia.

Historia Editar

Tras la purga de nigromantes realizada por el achi-lázar Tyl'Neiren, este ordenó la formación de un cuerpo de guerreros con un limitado arsenal de poderes nigrománticos, que le ayudaran en su cruzada por mantener la Escuela independiente de Nigromancia libre de magos con malas ambiciones. Con el tiempo, a medida que la tensión entre la Escuela de la Nigromancia y el Anillo de Academias incrementaba, los Caballeros de la Guadaña tuvieron que emepzar a defender la Zeras'Oldara y Zwelit de los ataques que el Anillo de Academias organizaba. Esta situación de hostilidad se mantuvo hasta el inicio de la Guerra de los Magi, con la caida de Zeras'Oldara.

Caida de Zeras'Oldara y dispersión de la Orden Editar

Tras la caida de Zeras'Oldara en la Batalla de Tera'Halei, los Caballeros de la Guadaña Ónice se dividieron en varios grupos. Tres grupos protegerían tres comitivas de nigromantes que escaparon de la batalla por una red de túneles subterráneos hasta la Soterra. El cuarto y mayor grupo se quedaría en la isla para retener a las tropas del Anillo y evitar que siguieran a los nigromantes. Aunque los que escaparon de la isla por los túneles se salvaron y lograron reagruparse sin llamar la atención, el destino de los caballeros fue nefasto, ya que prácticamente todos fueron erradicados por los magos del Anillo. La mayoría de la Guadaña permaneció del lado de Sellvorac Tyl'Neiren y se reestablecieron varios años después entre las tierras yermas de Zerzos, cerca del portal a Niffel. Los miembros de la orden que permanecieron en Zwelit durante la caida de Zeras'Oldara, tuvieron que reorganizarse, convirtiéndose en la Guardia Negra. Por otro lado, muchos supervivientes se dispersaron por el mundo, extendiendo sus conocimientos para bien, o para mal.