FANDOM


Más conocido como "El Exótico", Lord Etrival Von Varstein es el más adinerado noble del Reino de Cynea. Hijo del Conde Bernon Von Varstein II, Etrival se ganó a sangre la herencia de su padre participando en numerosas batallas del ejército cyneano para mantener a raya a las alimañas como kobolds, arpías y demás escorias. Adorado por sus paisanos y admirado por sus superiores, Etrival no tardó en recibir el título honorífico de Maestre en Armas, el máximo honor de cualquier miembro del ejército de Cynea. Poco después a sus 35 años, se retiró del ejército con el rango de Comandante Caballero para disfrutar de su bien merecida reputación, volviendo a la residencia familiar, la Mansión Von Varstein, en las afueras de Aronna, la capital del reino.

Desde su retirada de los oficios militares, Lord Etrival Von Varstein comenzó a ganarse la reputación de excéntrico coleccionista. Sabiendo de numerosas leyendas, su nuevo hobby consistió en obtener y coleccionar numerosas reliquias de carácter mágico, que inundan la mansión. La forma en que obtiene estas reliquias es muy numerosa y se sabe bien que es un buen amigo del Real Salón de Subastas de Aronna, pero las malas lenguas aseguran que contrata a los aventureros que pasan por Cynea para que obtengan algunas de las piezas más codiciadas... y también más peligrosas de obtener. Igualmente, desde que dejara el ejército cyneano, Lord Etrival ha tenido cuatro esposas, dos murieron, una se separó de él y parece permanecer felizmente enamorado de la cuarta, Eliddia Von Varstein Langsthal, una preciosa semielfa, hija del jefe del Banco Primero de Cynea. Con Eliddia tiene dos hijos mellizos, Álaron y Eliris, de corta edad. Se sabe que también tiene un hijo, Vorst Von Varstein, fruto de su primera esposa Casillde. De Vorst solo se sabe que rechazaba la vida aristocrática y que tras cumplir los 17 años se marchó de casa para ser aventurero. Contra todo pronóstico, Lord Etrival respetó la decisión de su rebelde hijo y aunque no tiene noticias de él, cada noche le desea buenaventura en sus andanzas.