FANDOM


Criaturas del ayer, enormes reptiles alados de inteligencia sobrehumana y enormes capacidades arcanas tan naturales en ellos como es la respiración para las razas comunes. Los dragones son el gran misterio de la vida en Iskemar. Su origen es incierto, y los mayores eruditos de la amteria son incapaces de darles un lugar en la taxonomía conocida. Por tamaño, hay quien los considera una raza mayor, por su naturaleza mágica muchos los consideran una raza faérica, los más fantasiosos dicen que son descendientes directos de los dioses, y nadie daría una moneda de cobre por la posibilidad de que sean una raza común.

BiologíaEditar

Un dragón es una criatura reptiliana alada, de alimentación generalmente omnívora, con una inteligencia fácilmente superior a la de cualquier raza, común, mayor o faérica. Su reproducción es sexual, y por su forma de concebir son ovíparos, pudiendo una dragona poner varias decenas de huevos tras un parto, los cuales protege celosamente con su vida o esconde de forma igualmente celosa.

Una vez nacen, los dragones crecen pasando por varias estapas vitales, desde crías hasta venerables sierpes milenarias. A lo largo de este desarrollo sus cuerpos cambian, según su raza pueden tener una forma la nacer e ir desarrollándose poco a poco hasta alcanzar el aspecto de un dragón como tal, o parecer un dragón desde recién nacidos. COn el paso del tiempo, las escamas de su piel pasan de tener apenas color a cobrar un color vivo y finalmente ir perdiendo brillo y saturación, pero ganando en firmeza.

Son tremendamente afines a la magia de forma natural, todos y sin excepción, lo que les hace desarrollar poderes tremendo a medida que crecen y se desarrollan. Es bien sabido que los jovenes adultos (no se sabe si también pueden los dragones más jóvenes) tienen y usan frecuentemente la capacidad de cambiar su aspecto físico, con el fin de ocultarse entre las razas comunes, haciéndose pasar por gnomos, elfos, humanos y demás.

Etapas vitalesEditar

Los dragones pasan por diversas estapas vitales desde su nacimiento a us muerte. Los estudiosos que han tenido la posibilidad de convivir con ellos por largo tiempo y estudiar su forma de vida (o parte de su forma de vida) han llegado a establecer cinco etapas en la vida de todo dragón.

CríaEditar

Desde que rompe el cascarón del huevo hasta que su desarrollo físico se completa, un dragón se considera una cría. Las crías tienen la particularidad de que pueden parecer dragones o no, dependiendo de la subraza a la que pertenecen, por ejemplo, los dragones de la Escama Azur viven en el agua cosntantemente hasta alcanzar la estapa de dragones jóvenes, y su apariencia es más cercana a la de una carpa grande en lugar de un dragón.

Dragón jovenEditar

Como dragón joven entran todos los dragones que han crecido lo suficiente como para valerse por sí mismos sin la ayuda constante de sus padres. En esta etapa la apariencia es ya la de un dragón, aunque de rasgos más suaves. Muchos dragones empiezan a establecer contacto con otras razas en esta etapa de su vida, mediante sus habilidades de polimorfía.

Dragón adultoEditar

Un dragón que ha temrinado de desarrollarse física y mentalmente se considera adulto, el tamaño de un dragón adulto puede resultar abrumador para la mayoría de las razas mortales y su presencia sule provocar un profundo temor.

SierpeEditar

Cuando un dragón adulto supera con creces su etapa de madurez comienza a envejecer, pero sin dejar de crecer. Estos dragones reciben el nombre de sierpes.

Gran sierpeEditar

En su últimas décadas de vida, un dragón se considera una gran sierpe. A la mayoría de los dragones les cuesta elevar su peso en el aire y prefieren caminar para desplazarse, dejando descansar sus alas. Muy pocos dragones soportan la compañía de otras razas en esta etapa de sus vidas y prefieren retirarse lejos de las bulliciosas razas mortales para morir en paz, normalmente en zonas llamadas cementerios de dragones.

Subrazas dracónicasEditar

Los drgaones son una especie mágica por naturaleza, y eso hace que su diversidad sea enorme. De forma similar a los elfos, cuya apariencia a lo largo de las generaciones se ve alterada fácilmente según los cambios en su entorno, los dragones pueden evolucionar rápidamente generación a generación, sin embargo, a ojos de las demás razas, esto no se aprecia ya que se dice que la longevidad de una de estas criaturas puede llegar a comprender 5000 años o más.

Según su apariencia, se puede hablar de dragones cromáticos y drgaones metálicos, sin embargo, hay rumoeres de razas dracónicas cuya apariencia no encaja ni en una clase ni otra, enrevesando aun más el misterio que supone esta raza.

Dragones cromaticosEditar

Aquí entran todos los dragones cuyas escamas carecen de brillo, pero en su lugar tienen una gran variedad cromática.

Dragones metálicosEditar

Los dragones metálicos son aquellos cuyas escamas brillan con aspecto metálico, valga a redundancia. Normalmente son los más buscados, porque las escamas de un dragón maduro, debidamente manipuladas, pueden pasar por metales verdaderos, muy a pesar de que no son realmente metálicas.

Protectores de IskemarEditar

Durante eras, los dragones asumieron el papel de protectores del mundo. Se encargaron de instruir a otras razas más jóvenes en diversas artes, y por eso, los dragones son reconocidos en numerosas culturas como, guardianes legendarios, portadores del conocimiento o incluso dioses. Este papel terminó cuando los mismos dragones así lo decidieron, por motivos que se pierden en el tiempo, y se sumergieron en lo que se llama tradicionalmente, el Letargo de los Dragones.

Teorías de su origenEditar

Nadie ha logrado entender aun la función de los dragones en el mundo, y menos aun, su origen o el lazo que les une a los dioses o, al menos, a la entidad responsable de la creación de Iskemar.